RUIDOOOOOOOO!!!!

Tras un tiempo de desconexión, más largo de lo que me había planteado (y es que… ¡los días pasan volando!) retomo actividad en este rincón de inquietud personal y profesional, hablando de uno de los problemas ambientales que a pesar de su “sonoridad”, parece que pocos escuchamos, y que, en mi caso, he tenido muy presente en estas últimas vacaciones caseras que acabo de pasar (contaré después la causa de ello…)

Residuos, emisiones atmosféricas, consumo de recursos naturales, vertidos,…están más presentes cuando hablamos de gestión ambiental, de problemas de contaminación y de factores que están deteriorando el planeta. Sin embargo, poca atención le dedicamos al Ruido. Como razones de ello, se me ocurren un par: que ignoramos todos los grandes perjuicios que el ruido provoca, tanto en el medio ambiente, como en la salud y, que no tenemos muy claro lo que es, en sí, Ruido.

Más o menos, todos identificamos el ruido como un sonido molesto. Pero pocos somos conscientes que, hasta la más sublime música puede ser concebida como ruido por alguien que, en cierto momento, no desea oírla. La diferencia entre sonido y ruido es, a menudo, subjetiva y sutil. El otorgar a una emisión sonora la categoría de ruido, depende, en muchas ocasiones, de las personas que lo escuchan. La sensibilidad personal frente a ese estímulo, puede tener más peso, en la percepción de las molestias ocasionadas por el ruido, que los niveles alcanzados por el mismo. En cualquier caso, tan dañino es para nuestros oídos y para el Medio Ambiente, 120 dB de un martillo neumático, que los 120 dB del Himno de la alegría de Ludwig van Beethoven.

El Ruido constituye un serio problema de salud pública, ambiental y laboral, y afecta a nuestra vida más allá de lo que imaginamos. De hecho, en los últimos años, se está convirtiendo en la agresión ambiental más inquietante de nuestras ciudades.

¿Estamos haciendo “oídos sordos” a la contaminación acústica?

Contaminacion acustica

Sigue leyendo

Anuncios

¡No des la espalda a tu Evaluación de Aspectos Ambientales!

A ver si te suena esto…

Una empresa que ha dado el paso de incorporar la gestión ambiental en su actividad. Se propuso implantar un SGA y lo consiguió. Ha definido su política, ha elaborado procedimientos, ha comunicado debidamente el sistema, sus aspectos ambientales están identificados, el personal formado, … y ahora toca empezar a funcionar con él.

Primer paso: conocer el peso que tienen tus aspectos ambientales para saber en dónde debe priorizar sus actuaciones. Para ello va a evaluarlos con una estupenda sistemática que ha desarrollado… Procede y… ,oh, no!… ¡le salen un montón de aspectos significativos!… ¡Esto no puede ser!… ¡Hay que cambiar estos resultados!… La empresa tiene que parecer excelente. Que salgan más de 3 o 4 aspectos significativos, no es posible…

… ¿Y entonces? ¿qué hacemos?… Ya está!… ¡Hay cambiar los criterios de evaluación! Hay que definir nuevos criterios, variar los rangos de puntuación,… lo que sea, con tal de que parezca que somos lo mejor, de lo mejor, en gestión ambiental.

¿Te suena? ¿Lo has vivido directa o indirectamente?… ¿Has optado alguna vez por dar rápidamente marcha atrás y modificar todo un procedimiento con tal de que apenas salgan un par de aspectos ambientales relevantes? ¿Has tirado abajo tu sistemática por “salir guapo” en la foto de auditoría?

Situaciones como estas, doy fe de que, “habelas, hainas” (como dicen en mi tierra), y déjame que te diga que ¡es un error garrafal!

Preocuparnos más por el hecho de que nuestros registros ofrezcan una “buena imagen” de nuestra gestión, que por sacar partido de toda la información que nos reportan esos mismos registros, es privar a la empresa de los beneficios más importantes de la gestión ambiental.

¿Dejas en manos del azar tu selección de aspectos significativos?

evaluación de aspectos ambientales

Sigue leyendo

6 errores fatales que debes evitar para que tu Gestión Ambiental alcance el éxito

Ya lo he dicho muchísimas veces (y no, no me cansaré de repetirlo!…), la gestión ambiental aporta importantes beneficios a las organizaciones, incluyendo, por supuesto, los económicos. El vehículo que normalmente utilizamos para implementar este tipo de gestión son los Sistemas de Gestión Ambiental, una potente herramienta que nos lleva a alcanzar todas esas bondades que la gestión de este aspecto de nuestra empresa puede llegar a reportarnos.

Pero el éxito de la gestión ambiental, la consecución de esas ventajas, depende de muchos aspectos, y hay errores, tristemente frecuentes, que acaban tirando por la borda todo su potencial. Además de procedimentar adecuadamente determinados aspectos de tu organización y cubrir los distintos requisitos que te exija el estándar que hayas tomado de referencia (si es que te has decidido por una gestión ambiental guiada y certificable), hay otros puntos que debes tomar en cuenta para que esa gestión se convierta en la potente herramienta de mejora que puede llegar a ser.

Si te has propuesto optimizar la gestión de tu empresa incorporando la gestión ambiental en su estrategia, y quieres extraerle el máximo beneficio, deberás evitar a toda costa caer en estos errores para poder alcanzar tus objetivos y poder percibir, en poco tiempo, los retornos de tu inversión.

Si has implantado un sistema de gestión ambiental, y lo único que has obtenido de él es un bonito certificado que cuelga en el hall de tu empresa, seguro estás cometiendo alguno de estos errores que impiden su correcto funcionamiento.

Aquí tienes los seis errores más comunes y que deberías evitar para que tu gestión ambiental funcione y aporte valor a la empresa, mucho más allá de una mera Certificación ¿Quieres conocerlos?

¿Por qué mi gestión ambiental no me aporta beneficios?

errores-en-gestion-ambiental

Sigue leyendo

El “fraude” de la Certificación Ambiental

Si tu actividad profesional tiene algún tipo de relación con la gestión ambiental en las organizaciones, bien porque pilotes esta área en tu empresa, porque seas integrante del equipo que lo gestiona, porque te dedicas a la consultoría en este campo, porque eres auditor de sistemas o porque trabajas para alguna certificadora, estoy segura que lo que te voy a contar, no sólo no te sonará a chino, sino que es muy probable que, de una forma u otra, lo hayas vivido directa o indirectamente, y que tengas experiencias similares a las mías o conozcas o sepas de sitios donde esto es una realidad.

Desearía estar totalmente equivocada en este asunto, y que para nada se estuvieran dando estas circunstancias que voy a relatar, en el mundo empresarial de hoy día, pero la experiencia, tristemente, me dice que no, que esta situación parece ser la tónica habitual en un gran parte del sector y que corremos el riesgo de que acabe siendo representativa de la realidad en la gestión ambiental.

Un gran error que se comete cada vez más en esta área, con orígenes y responsabilidades en las distintas partes que intervienen, y que quiero sacar a la palestra, quizá a modo de “denuncia”, quizá para que alguien me convenza de lo contrario. Así que, si tu experiencia en estas lides demuestra que estoy totalmente equivocada, por favor, házmelo saber!!!

¿Cuánta verdad hay detrás de los sellos de gestión ambiental?

certificacion-ambiental

Sigue leyendo

Estudio de la realidad: ¿TENEMOS INTEGRADO EL MEDIO AMBIENTE EN NUESTRA VIDA?

Un aula de formación (en el Centro Integrado de Formación Profesional de Coia, en Vigo), diez alumnos con un variado perfil formativo (Biología, Ingeniería, Químicas, Salud Ambiental, Administración y Finanzas,…), un hilo conductor de 500 horas (la Gestión Ambiental), y en una de las muchas clases, la visualización de un documental (10.000 Millones, de Stephen J. Emmott) … y se “arma” el debate!. Así nació el pequeño estudio que hoy quiero compartir.

La verdad es que, en el transcurso de esas 500 horas de formación, fue bastante continuada la polémica (muy constructiva,… eso sí!), sobre el papel que juega el Medio Ambiente en nuestra sociedad actual, o mejor dicho, sobre la posición en la que, el Hombre de hoy día, ha colocado a la fuente de todos nuestros recursos, a nuestro origen y base de nuestro desarrollo.

¿Es que el ser humano se ha desvinculado del Medio Ambiente y se siente como una especie totalmente ajena e independiente de él?

¿El tono catastrofista de documentales como 10.000 Millones, ayuda a sensibilizar sobre la necesidad de prevenir daños ambientales, y modificar nuestros hábitos, o más bien, da lugar a una actitud derrotista basada en “por qué voy a hacerlo mejor, si no hay solución”?.

¿Asumimos los ciudadanos nuestras responsabilidades, en las problemáticas ambientales que estamos viviendo? ¿No estamos delegando demasiado éstas, en industrias y gobiernos? ¿En qué medida nos consideramos parte fundamental de las soluciones a adoptar?

Queríamos dejar de teorizar y disponer de información que nos permitiese determinar en qué medida, las hipótesis que barajábamos, se ajustaban a nuestra realidad más cercana. Así que, siguiendo aquello de “si no sabes, pregunta”, eso fue lo que hicimos: preguntar.

Un cuestionario de 12 preguntas seleccionadas, enfocadas a determinar el grado de integración y de sensibilización del Medio Ambiente y su problemática, en las personas de nuestro entorno más cercano, fue el disparo de salida de un proyecto de encuesta, que culminó con el informe de valoración de resultados que aquí te presento.

Déjame que te cuente nuestras conclusiones…

¿Está el Medio Ambiente presente en nuestro día a día?

encuesta_ma

Sigue leyendo

¿EN QUÉ EQUIPO JUEGA LA ADMINISTRACIÓN AMBIENTAL?

Desde mis inicios profesionales he “sufrido” con gran satisfacción un gran crecimiento y desarrollo de la legislación ambiental en nuestro país. “Sufrido” porque me ha tocado en muchas ocasiones, en las empresas que he estado, pilotar la lucha, a veces demasiado en solitario, por el cumplimiento estricto de esa nueva legislación, que a veces, se da de bruces con los intereses económicos de la organización a la que representas. Pero muy satisfecha, porque tanto como profesional de esta área, como persona preocupada y comprometida con la protección ambiental, considero que esta reglamentación es indispensable para alcanzar ese desarrollo sostenible que, cada vez más, muchos reclamamos para nuestra sociedad.

Sin embargo, y a pesar de que la normativa ambiental va aumentando y perfeccionándose continuamente, la aplicación de ésta, creo que sigue siendo bastante deficiente. Si lo que buscamos es prevenir daños al medio ambiente y garantizar unos niveles aceptables de protección de éste, intuyo, viendo a mi alrededor, que más que la promulgación de nuevas normas más exigentes, habría que asegurar la aplicación efectiva de las que ya existen y están en vigor.

En este terreno juega un papel fundamental la función de inspección que tiene que desempeñar la Administración ambiental. En sus manos está verificar y exigir el correcto cumplimiento de los requisitos legales destinados a modificar las prácticas y pautas empresariales responsables del deterioro ambiental.

Doy fe de que esta labor de inspección se realiza, y a veces, incluso, intensamente. Pero ¿es realmente efectiva tal y como se está llevando a cabo? ¿está bien enfocada esa labor de inspección ambiental desempeñada por la Administración?.

Desde la experiencia he ido sacando mis ideas sobre este tema y tengo mis propias teorías sobre lo que está fallando.

¿Vigilamos a quién debemos?

Inspeccion ambiental

Sigue leyendo

DIME QUÉ TIRASTE Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Los residuos vuelven a la palestra. Tras su salida a escena, allá por los años 90, cuando empezamos a darnos cuenta de que nos quedábamos sin “alfombras” para esconderlos, ahora vuelven a primera línea bajo el término “Economía circular”.

Desde aquel entonces, cambiaron muchas cosas en este sector, nos hicimos conscientes de que los vertederos no eran una buena forma de liberarnos de los residuos, porque aunque los escondamos no desaparecen, nos familiarizamos con las recogidas selectivas, aprendimos la regla de las 3 R, nos hicimos conscientes de que eran un problema, vivimos unas cuantas muy malas experiencias (como el caso del vertedero de Bens en A Coruña), elaboramos mucha, mucha nueva legislación, decoramos nuestras calles con contenedores de colores, y hablamos largo y tendido de lo importante que era Prevenir su generación… sin embargo, año tras año, hemos seguido “increscendo” la producción en nuestra eficiente factoría de basura y parece, que lo único que ha conseguido echar un poco el freno a nuestra desenfrenada producción, como en todos los sectores, ha sido la crisis económica.

Y es que los residuos son consecuencia directa de nuestro modo de vida. Somos nosotros los que los generamos todos los días de nuestra existencia, desde el mismo momento en que aterrizamos aquí. Nos acompañan allá a donde vayamos, son un fiel reflejo de nosotros mismos, “diseñados” y generados  a nuestra imagen y semejanza.

¿Son los residuos, entonces, el reflejo de nuestra “esencia”?

mirarse_al_espejo

Sigue leyendo